Aerotermia: solución al Gasoil con radiadores
516
post-template-default,single,single-post,postid-516,single-format-standard,bridge-core-3.0.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,footer_responsive_adv,transparent_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-29.7,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.13.0,vc_responsive
 

Aerotermia: solución al Gasoil con radiadores

Aerotermia: solución al Gasoil con radiadores

Cuanto menor sea la temperatura de impulsión, mayor rendimiento en la bomba de calor, mayor COP, mayor el ahorro. Si bien son muchas las instalaciones existentes con caldera de gasoil y radiadores. Si parametrizamos el equipo para una temperatura de impulsión de 50ºC, es razonable su uso para nuestro país, en el sur de Europa, donde el foco frío es moderado.

Sin obra, se rehabilita energéticamente la instalación, utilizando el circuito terminal existente. En la instantánea se puede observar la chimenea de la antigua caldera de gasoil que pasó a cero emisiones, de por vida.

Caso de que los radiadores trabajando a cincuenta grados permanentemente no cubrieran la necesidad de calefacción, el camino es ampliar el propio elemento terminal, o bien añadir alguno mas.

La inversión en ampliar radiador es minúscula, es una solución generalmente muy económica. Nunca deberíamos optar por subir la temperatura de impulsión de agua en una bomba de calor en aras del ahorro energético, siempre es mas interesante ampliar algún elemento terminal si faltase energía para cubrir necesidad en alguna estancia. Mi experiencia desde 2006 realizando este tipo de rehabilitaciones con aerotermia me dice que son poquísimas las ocasiones donde se precisa ampliar el elemento terminal, para cubrir la necesidad. Con tiempo se alcanza confort razonablemente aprovechando las ventajas de la máquina termodinámica trabajando como deseamos, con eficiencia y con fiabilidad.

En breve, parece por fin que se aproxima la posibilidad, ya era hora, de invertir en una instalación fotovoltaica para el autoconsumo. En primavera lo mas tardar esperamos la resolución que determina operativa, cauces y parámetros concretos para tal fin.

Con este escenario, la eficiencia importa bastante menos que cuando la energía eléctrica tenemos de comprarla en la compañía suministradora sí o sí. La combinación entre la inversión fotovoltaica y la rehabilitación aerotermica, hacen realidad que la calefacción, la refrigeración y el ACS se produzcan «gratis», sin pagar por la energía consumida, no necesitamos comprar lo que producimos, que a su vez, sirve para que funcione todo lo «enchufado» en la vivienda, incluido el coche eléctrico.

Este planteamiento es el que sustenta la vivienda del futuro, al menos por los veinte próximos años venideros. En este mundo nada es para siempre, todo tiene fecha de caducidad.

Muchas gracias por visitar mi BLOG, reciba un saludo muy cordial.
José López Cano

José López Cano
imanefri@imanefri.es